Lulit.

Lulit.

martes, 19 de noviembre de 2013

20/11/2013

Las despedidas son promesas de reencuentros, que frase tan acertada.

Un mensaje despertó su amor, ella vergonzosa le cede un lugar en su cama. Lo mira profundamente, las manos le tiemblan, el corazón le late a mil por hora, se pierde en su mirada. Lo siente cada vez más cerca, cada vez más suyo... como si el tiempo que paso desde aquel último adiós, se desvaneciera en el aire. Una noche maravillosa, un encuentro fugaz.. el me saco la ropa, mientras sus manos acariciaban mi espalda. Yo me sentía segura, me sentía tan yo..

 Y entre besos y mimos, me llevo a tocar el cielo con las manos.  Siempre piel con piel, siempre tan intenso.. lo sentía tan mío. Empapados en sudor mirándolo a los ojos, nadie lo hubiera imaginado. Después de ver las estrellas y contarlas cada una con las manos, se fue... Su aroma quedará por siempre en mí, sus caricias, su mirada; la manera en que me hacía tan suya...

La vida te sorprende, de un momento y sin pensarlo lo tenía conmigo, tan mío. Y sin más vueltas me entregué a el. 

Nadie sabrá de nuestro destino, pero sé que algún día la vida nos dará otra oportunidad..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada